La Vitamina D

La vitamina D no es típicamente una vitamina sino una pro-hormona, que actúa como precursora de una de las hormonas involucradas en la homeostasis del calcio. Analicemos todo sobre la vitamina D.


La vitamina D se metaboliza en el hígado y los riñones, primero a 25-hidroxivitamina D (25OHD) y luego a la hormona activa 1,25-dihidroxivitamina D (1,25 (OH) 2D).

De esta forma, funciona como una hormona que se encarga básicamente de regular el metabolismo del calcio y el fósforo en nuestro cuerpo, algo esencial para la mineralización ósea; el calcio, incluso, es muy importante en la función neuromuscular.

Las fuentes de vitamina D son dos: la luz solar (que resulta en la síntesis de vitamina D en la piel) y la dieta.

TIPOS DE VITAMINA D


Es importante remarcar que la vitamina D existe como: vitamina D2 (ergocalciferol) o vitamina D3 (colecalciferol).

La vitamina D2 se distribuye ampliamente en plantas y hongos, como derivados de la radiación UV del esterol ergosterol vegetal.

La vitamina D3 también se forma a partir de la acción de la radiación UV, pero sucede sobre el 7-deshidrocolesterol en la piel de animales (incluidos los humanos).

Siendo la producción en la piel, al menos a nivel cuantitativo, la fuente más importante de vitamina D, más que la dieta. Y esto es así porque no hay muchas fuentes ricas en alimentos de vitamina D.

Sin embargo podemos afirmar que los alimentos que contienen cantidades significativas de vitamina D incluyen a ciertos tipos de pescado, los huevos, los cereales fortificados, las carnes y cualquier otro alimento que en su etiqueta figure que esta reforzado con Vitamina D.

EL DÉFICIT DE VITAMINA D ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA VITAMINA D?

La deficiencia de vitamina D produce una pobre calcificación del esqueleto. Y esto es muy grave en niños.

La deficiencia prolongada de vitamina D durante los períodos de crecimiento óseo en los niños conduce al raquitismo. Y el raquitismo puede causar dolor en los huesos, crecimiento deficiente y deformidades del esqueleto, como piernas arqueadas, curvatura de la columna y engrosamiento de los tobillos, muñecas y rodillas.

Es más, los niños con raquitismo tienen más probabilidades de fracturarse los huesos.

El bajo consumo de vitamina D y el raquitismo en los niños solían ser común en diferentes partes del mundo, pero las políticas de fortificación de alimentos y suplementación implementadas después de la Segunda Guerra Mundial hicieron del raquitismo una enfermedad prácticamente del pasado.

Sin embargo, esto no signifique que este erradicado, en las poblaciones de bajos recursos e ingresos monetarios, sigue siendo un problema.

Con respecto a los adultos, se requiere vitamina D para mantener los huesos sanos.

La deficiencia de Vitamina D también puede conducir a osteomalacia, que comúnmente se presenta con huesos y músculos adoloridos, y debilidad muscular, lo que incluso dificulta el ponernos de pie y caminar.

La osteoporosis no se debe directamente a la deficiencia de vitamina D, pero la vitamina D suele ser útil para controlar la enfermedad.

¿CUÁNTA VITAMINA D NECESITO?

La cantidad de vitamina D que necesitamos cada día depende de la edad. En la siguiente lista podemos ver las dosis diarias recomendadas para diferentes edades expresadas en Unidades Internacionales (UI):

  • Recién nacidos hasta los 12 meses: 400 UI
  • Niños de 1 a 13 años: 600 UI
  • Adolescentes 14-18 años: 600 UI
  • Adultos de 19 a 70 años: 600 UI
  • Adultos de 71 años y mayores: 800 UI
  • Mujeres embarazadas: 600 UI