La Función Energética de los Nutrientes

En el artículo anterior sobre el metabolismo dije que los nutrientes tenían dos funciones metabólicas, hoy vamos a hablar de una de estas funciones, analicemos qué es esto de la función energética de los nutrientes.


Nuestro cuerpo (en realidad el de todo organismo vivo), es como una máquina que necesita de combustible para funcionar correctamente, a nivel celular, esta energía se genera en forma química gracias a los nutrientes.

Esta energía es utilizada para realizar trabajo físico en diferentes niveles:

  1. A nivel macro y a nivel celular para generar movimiento y transporte.
  2. También se usa para generar calor y mantener así nuestra temperatura corporal en rangos óptimos.
  3. Para participar en las reacciones anabólicas de construcción de biomoléculas.
  4. Incluso para el transporte de sustancias a través de la membrana plasmática de las células.

Para todo esto necesitamos de un combustible metabólico, el cual podemos definir como un compuesto que se encuentra en circulación en nuestro cuerpo y está disponible para que sea captado por un tejido y sea usado posteriormente para la producción de energía.

Existen dos tipos de combustibles metabólicos:

LOS EXÓGENOS: derivados del consumo de alimentos, que no son ni más ni menos que los clásicos macronutrientes: proteínas, hidratos de carbono, y grasas.

LOS ENDÓGENOS: derivados directamente de las reservas de nuestro propio cuerpo, ya sea proveniente de los tejidos (como el glucógeno y los ácidos grasos) o de la oxidación de otros combustibles (como el caso del lactato).

Cualquiera de estos componentes, al ser oxidados (“quemados”) en nuestro organismo liberan calor (energía), CO2, agua y urea (con el nitrógeno de las proteínas).

Entonces, y desde un punto de vista energético, podemos terminar afirmando que los nutrientes que consumimos son metabolizados para obtener energía o bien para ser almacenados con el fin de ser utilizados en momentos en que necesitemos energía y no haya alimentos disponibles.

Deja un comentario