El Magnesio como Nutriente

El magnesio, como nutriente, es un mineral abundante en el cuerpo que está presente de forma natural en muchos alimentos, disponible como suplemento dietario bien presente en algunos medicamentos (como antiácidos y laxantes), analicemos su importancia y sus funciones a nivel nutricional.


El cuerpo humano contiene alrededor de 25 gramos (g) de magnesio, 50 a 60 por ciento de los cuales se almacena en el sistema esquelético. El resto está presente en los músculos, tejidos blandos y fluidos corporales.

El magnesio desempeña un papel nutricional muy importante al participar en más de 300 reacciones enzimáticas dentro de nuestro cuerpo cuerpo.

Es tan importante como nutriente que ayuda a mantener la función muscular y nerviosa normal, colabora en mantener el sistema inmunológico saludable, mantiene los latidos del corazón estables y ayuda a que los huesos se mantengan fuertes.

Es más, también ayuda a ajustar los niveles de glucosa en sangre, e incluso ayuda a la producción de energía y proteínas.

Un nutriente tan importante no puede ser tomado a la ligera y es necesario que nos enfoquemos en obtenerlo en cantidades adecuadas a través de fuentes nutritivas y saludables.

FUNCIONES DEL MAGNESIO EN NUESTRO CUERPO


Si bien ya mencionamos algunas funciones del magnesio en nuestro cuerpo, analicemos en más detalle este mineral y sus funciones, así sabremos qué sistemas estarán afectados cuando alguien tenga un déficit en magnesio.

FUNCIONES DEL MAGNESIO EN LOS HUESOS

En el hueso, el magnesio forma parte, junto con el Calcio y el Fósforo de la estructura mineral ósea, participando en los intercambios de estos minerales entre el hueso y los tejidos que lo necesiten.

A su vez, es esencial para que el calcio se fije correctamente al hueso y no se deposite en forma de cálculos en otros tejidos.

FUNCIONES DEL MAGNESIO EN LOS TEJIDOS BLANDOS

En los tejidos blandos, el magnesio tiene muchísimas funciones, asociadas a los componentes enzimáticos que mencionamos antes.

  • Participa en la contracción muscular.
  • Participa en la secreción de glándulas.
  • Participa en la transmisión del impulso nervioso.
  • Interviene en el proceso de liberación de energía del ATP.
  • Estimula la contractibilidad cardiaca.
  • Es un factor de crecimiento e interviene en los procesos anabólicos.
  • Estimula el peristaltismo.
  • Desodoriza las heces.
  • Forma parte de los jugos pancreáticos e intestinales, por ende participa en la digestión de los alimentos.

FUNCIONES DEL MAGNESIO A NIVEL CELULAR

El magnesio participa en el metabolismo de los hidratos de carbono, las proteínas y la traducción de las secuencias de base del ADN para la obtención de aminoácidos.

También es indispensable para la acción de los anticuerpos ya que, entre otras cosas, estimula la fagocitosis y participa en los proceso de cicatrización.

EL MAGNESIO EN LOS ALIMENTOS


En nuestra dieta la relación entre el magnesio y el calcio es indispensable para la retención de ambos minerales, por ende debemos estar atentos a que ambos son correctamente aportados.

Los vegetales son una muy buena fuente de magnesio ya que este mineral forma parte de la estructura de la clorofila.

Las nueces, y otros frutos secos también tienen una buena cantidad de magnesio en su composición pero al contener fitatos y oxalatos la cantidad de magnesio que podemos absorber a través de estos es más baja.

En cuanto a los alimentos de origen animal con buen contenido d magnesio se encuentran los productos lácteos: leche, quesos, yogurt, etc. Pero también está presente en huevos y pescados.

La excreción del exceso de magnesio se da por vía fecal (siendo esta la más importante), urinaria e incluso biliar.

¿CUÁL ES LA INGESTA DIARIA RECOMENDADA DE MAGNESIO?


Como en otros minerales, las cantidades mínimas que debemos consumir cambian según la edad; pasemos entonces a ver los requerimientos diarios según esta variable:

  • En bebés de 7 a 11 meses: 80 mg
  • En niños de 1 a 3 años: 170 mg
  • En niños de 4 a 10 años: 230 mg
  • En jóvenes de 10 a 17 años: 300 mg en hombres y 250 mg en mujeres.
  • En adultos mayores de 18 años: 350 mg en hombres y 200 mg en mujeres.

LA DEFICIENCIA DE MAGNESIO


La deficiencia de magnesio es rara, pero puede afectar a las personas mayores. Se puede dar como resultado de un exceso de consumo de alcohol, algunas condiciones de salud, tales como un trastorno gastrointestinal, y el uso de algunos medicamentos.

Los síntomas incluyen:

  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas y vómitos.
  • Fatiga y debilidad.

Los síntomas más avanzados incluyen:

  • Entumecimiento y hormigueo.
  • Calambres musculares.
  • Convulsiones.
  • Cambios de personalidad.
  • Cambios en el ritmo cardíaco y espasmos.

La deficiencia está relacionada con la resistencia a la insulina, el síndrome metabólico, la enfermedad coronaria y la osteoporosis. Incluso puede conducir a niveles bajos de calcio o potasio en la sangre.

Deja un comentario