La Vitamina K

Realmente sabes todo lo que deberías sobre la Vitamina K, vamos a analizar esta importante vitamina liposoluble, de muchísima importancia en la vida de las mujeres.


La vitamina K engloba a una familia de vitaminas liposolubles que el cuerpo necesita para producir una proteína llamada protrombina, la cual promueve la coagulación de la sangre y regula el metabolismo óseo.

El nombre de La vitamina K hace referencia a la palabra alemana Koagulation, coagulación de la sangre. De hecho, ésta es probablemente la conexión más común que las personas hacen con la vitamina K: asocian esta vitamina con el proceso de coagulación de la sangre.

Sin embargo, es importante saber que la vitamina K hace una variedad de contribuciones únicas a nuestra salud, y nuestro conocimiento sobre estas contribuciones se ha expandido de formas nuevas e inesperadas.

TIPOS DE VITAMINA K


Hay tres tipos básicos de vitamina K. Sus nombres comunes son K1, K2 y K3.

La VITAMINA K1 (filoquinona) se encuentra en los vegetales y generalmente es la de mayor consumo. Muchas de las mejores fuentes de esta vitamina son los vegetales verdes, esto tiene sentido ya que se requiere K1 para que las plantas verdes realicen el proceso de fotosíntesis.

La VITAMINA (filoquinona) es sintetizada por las bacterias y otros microorganismos de nuestra flora intestinal a partir de las formas K1 y K3.

En los alimentos vegetales, no se encontrará mucha K2 preformada, a menos que esos alimentos vegetales hayan sido fermentados por bacterias u otros microorganismos.

La mayoría de los alimentos de origen animal también contienen K2, aunque las cantidades son relativamente pequeñas e insuficientes para calificarlos como buenas fuentes de vitamina K.

En síntesis, la vitamina K2 se encuentra en productos de soja, lácteos fermentados, carnes y huevos.

La VITAMINA K3 (menadiona) es el tercer tipo de vitamina que se encuentra preformada en los alimentos pero en cantidades muy pequeñas. No está disponible en la naturaleza, es una forma sintética que funciona como precursor de la filoquinona, por lo que se le considera una provitamina.

EL DÉFICIT DE VITAMINA K ¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA VITAMINA K?


Evitar el déficit de vitamina K es muy importante, principalmente en mujeres, ya que como veremos a continuación la vitamina K beneficia al cuerpo de varias maneras.

La vitamina K es necesaria para la coagulación de la sangre, lo que significa que interviene y ayuda a que las heridas y hemorragias sanen adecuadamente.

También hay evidencia de que la vitamina K tiene acción a nivel óseo, es decir que puede ayudar a mantener los huesos sanos.

¿CUÁNTA VITAMINA K NECESITO?

Actualmente existe un conjunto de niveles de ingesta adecuada (AI) específicos para la edad y el género, el cual resumimos en el siguiente cuadro:

  • 0-6 meses: 2 mcg
  • 6-12 meses: 2.5 mcg
  • 1-3 años: 30 mcg
  • 4-8 años: 55 mcg
  • 9-13 años: 60 mcg
  • 14-18 años: 75 mcg
  • 19+ años, mujer: 90 mcg
  • 19+ años, hombre: 120 mcg
  • Mujeres embarazadas o lactantes, 14-18 años: 75 mcg
  • Mujeres embarazadas o lactantes, mayores de 19 años: 90 mcg