La Vitamina B3

Seguimos analizando las vitaminas del grupo B en este caso toca analizar la Vitamina B3, analicemos sus propiedades y beneficios.


La vitamina B3, también llamada niacina (ácido nicotínico), es una de las ocho vitaminas hidrosolubles (solubles en agua) del complejo B. La niacina tiene una amplia gama de funciones en el cuerpo, colaborando con el sistema digestivo, la piel y el sistema nervioso.

Las fuentes alimenticias de niacina incluyen la levadura, la carne, el pescado, la leche, el huevo, las nueces, los vegetales verdes, los frijoles, los panes y los cereales enriquecidos. Incluso nuestro propio cuerpo puede producir niacina a partir del aminoácido triptófano.

La niacina es necesaria para la liberación de energía de los alimentos (es el precursor de las coezimas NAD y NADP que son fundamentales para las reacciones clave en el metabolismo de los carbohidratos). Como resultado, tus necesidades de niacina estarán relacionadas con la cantidad de energía que hayas consumido.

También es necesaria para el funcionamiento normal de la piel, de las membranas mucosas y para el funcionamiento normal del sistema nervioso.

DEFICIENCIA DE VITAMINA B3


En los países desarrollados la deficiencia de niacina es rara y se encuentra típicamente en alcohólicos.

Los síntomas de deficiencia leve de niacina incluyen fatiga, aftas, vómitos, depresión, mala circulación e indigestión.

La deficiencia de niacina más grave puede causar una afección llamada pelagra, cuyo síntomas incluyen problemas digestivos, piel inflamada o escamosa, diarrea y discapacidad mental.

¿CUÁNTA VITAMINA B3 DEBEMOS CONSUMIR?

La dosis diaria recomendada es de 16 miligramos (mg) de vitamina B3 por día, para cualquier persona de mayor de 4 años y que tenga una dieta de 2,000 calorías.

Los siguientes alimentos son buenas fuentes de vitamina B3: El hígado, la pechuga de pollo, el salmón, el arroz integral cocido, los cereales (que anuncien en su packaging que están reforzados con Vit. B3) el maní.

Ten en cuenta que los alimentos con alto contenido de triptófano son buenas fuentes de niacina. Y si bien nuestro cuerpo necesita triptófano para producir proteínas, si hay un exceso de este aminoácido, el cuerpo puede convertirlo en niacina.

Deja un comentario