El Flúor como Nutriente

Hoy vamos a analizar el flúor, pero… ¿Es el flúor un nutriente? Respondamos esta pregunta y analicemos las funciones de este elemento en nuestro cuerpo.


El flúor se encuentra en el cuerpo en cantidades que pueden variar entre los 2,6 y 4 gramos, si bien el 99% de este se encuentra en huesos y dientes, puede estar presente en muy pequeñas cantidades en piel, tiroides, plasma y linfa.

Si hablamos del hueso, no va estar presente como flúor elemental sino que va a estar en forma de un compuesto químico llamado fluoroapatita.

El flúor suele ser conocido por su acción preventiva de la caries dental, generada por la acción del ácido producido por las bacterias en la estructura dental. En este caso, el flúor (en forma de fluoruro), refuerza la estructura mineral de los dientes a la vez que refuerza el esmalte.

A la vez, actúa sobre las bacterias generadoras de caries, inhibiendo su metabolismo y adhesión a la placa dental.

A nivel óseo, parece colaborar en la prevención de osteoporosis al reforzar la estructura ósea, aumentando su dureza y haciendo que el hueso sea menos sensible a la resorción.

¿EL FLÚOR Y SU PRESENCIA EN LOS ALIMENTOS?

El flúor está presente principalmente en el agua, a partir de donde se absorbe casi en su totalidad. Sin embargo, también está presente en ciertos alimentos como en el té o el pescado, pero en concentraciones muy bajas.

La absorción se da a nivel del intestino delgado principalmente, y una vez absorbido pasa a la sangre y de ahí a los tejidos, mineralizados como huesos y dientes. Mientras que su excreción se da por la orina.

¿CUANTO FLÚOR NECESITAMOS NECESITA NUESTRO CUERPO?

La verdad es que el flúor no es un nutriente esencial propiamente dicho, más que nada porque su aporte esta dado principalmente por el agua.

Según la bibliografía se establece que el consumo de flúor diario debería rondar entre 1,5 y 4 mg al día. Y cuidado con esto, se debe consumir con precaución o se vuelve perjudicial. Por eso la pasta de dientes infantil no puede contenerlo.

Deja un comentario