El Agua en la Nutrición

El agua es esencial para la vida y aunque las personas podemos sobrevivir varias semanas sin comida, no podemos pasar por más de unos pocos días sin beber líquidos.


Ten en cuenta, que en promedio, el agua representa el 60% del peso corporal y es esencial y necesaria para el correcto funcionamiento de todas las células de nuestro cuerpo.

¿POR QUÉ EL AGUA ES TAN BUENA PARA NUESTRO CUERPO?


En definitiva, el agua es esencial para que nuestros cuerpos funcionen correctamente, es el componente principal del fluido corporal y tiene muchas funciones en el cuerpo:

  • Actúa como lubricante para articulaciones y ojos.
  • Es el componente principal de la saliva, que nos ayuda a tragar.
  • Proporciona el medio en el que ocurren la mayoría de las reacciones de nuestro cuerpo.
  • Actúa como un amortiguador para el sistema nervioso.
  • Ayuda a eliminar los desechos.
  • Ayuda a regular la temperatura corporal.

El cuerpo no puede producir suficiente agua para satisfacer todas sus necesidades, por lo que la mayor parte del agua que necesitamos debe ser provista por nuestra comida y bebida.

Si no consumimos suficiente agua básicamente nos deshidratamos.

CONCEPTOS QUE DEBES CONOCER ACERCA DEL AGUA Y LA NUTRICIÓN

El agua es el componente más abundante del cuerpo humano y la ingesta regular de líquidos es esencial para que nuestros cuerpos funcionen correctamente.

La cantidad de líquido necesaria varía entre las personas y según la edad, la época del año, las condiciones climáticas, la dieta y los niveles de actividad física, en este sentido no podemos afirmar que debes tomar una cantidad determinada de agua por día, esto varía mucho, más adelante veremos en esto en detalle. (Sigue los enlaces).

Podemos obtener nuestros requerimientos de líquidos de varias fuentes, como agua y otras bebidas, así como de los alimentos que comemos.

No te olvides que la deshidratación puede afectar las respuestas fisiológicas y el rendimiento, y en casos extremos puede ser fatal.

Ahora ten cuidado con el exceso, puede ser peligroso beber demasiada agua ya que la intoxicación por agua puede provocar hiponatremia y aunque suene contradictorio puede deshidratarte.

Si bien tenemos mecanismos sensibles para mantener el agua de nuestro cuerpo en niveles saludables, se debe prestar atención a los niños y las personas mayores que pueden no reconocer la sensación de sed tan fácilmente, hay que garantizar que consuman suficientes líquidos.

La ingesta regular de líquidos y el reemplazo de agua son esenciales antes, durante y después del ejercicio, en este sentido debes aumentar el consumo de líquido, y ten en cuenta que no es necesario contar solo el agua por sí misma, los alimentos con alto contenido hídrico (tomates, sandías, etc.) también son buenos.